El consumo de gas natural en el primer trimestre de 2010 alcanzó los 112 teravatios hora (TWh), lo que representa un incremento del 6,4% con respecto al mismo periodo del año pasado impulsado por la demanda convencional (producida por los sectores doméstico-comercial e industrial), que ha continuado con la tendencia ascendente ya iniciada a finales de 2009, según datos de la Asociación Española del Gas (Sedigas).