La demanda de energía en el mercado eléctrico peninsular se situó entre enero y mayo en 103.291 millones de kilovatios hora (kWh), el 8,9 por ciento menos que al mismo periodo de 2008, según datos de la patronal eléctrica Unesa, que reflejan un aumento de la aportación de las energías renovables. Excluyendo el día extra del pasado año -el 29 de febrero-, la demanda habría descendido un 8,3 por ciento, según la misma fuente. Del consumo total, que en el caso de la electricidad coincide con la demanda porque no se puede almacenar, el 70,8 por ciento fue cubierto con energía generada en el régimen ordinario, con 73.177 millones de kWh, que suponen un descenso del 16,4 por ciento respecto a hace un año.