El grupo español de construcción y servicios Sacyr-Vallehermoso anunció el lunes que lidera un consorcio que se ha adjudicado un contrato de 300 millones de euros para la construcción de una desaladora en Israel. Sacyr dijo en un comunicado que el plazo de ejecución del proyecto es de 30 meses y que cuenta con una participación del 66,6% en el consorcio a través de su filial Sadyt.