El consorcio formado por Royal Bank of Scotland (RBS), Fortis y Santander ha anunciado que no reducirá su oferta por ABN Amro a pesar del pago de un dividendo a cuenta de 58 céntimos por acción por parte de la entidad holandesa.
El consorcio había indicado que podría revisar a la baja su oferta si el banco holandés optaba por repartir un dividendo superior a 55 céntimos, pero ha decidido no modificar su propuesta de 71.100 millones de euros. Por otra parte, RBS y Santander han comprado un total de 40,76 millones de acciones de ABN Amro, que sumadas a la participación del 1,09% que ya tenía Fortis, elevan la participación total del consorcio al 3,25%, según informaron los tres bancos en la jornada de ayer. El coste total de la compra de RBS y Santander ha sido de 1.380 millones de euros, con una valor medio de 33,81 euros por acción, un 14% menos que el precio ofrecido en su opa sobre ABN (38,40 euros por acción).