El grupo automovilístico japonés Toyota reducirá en torno al 25% su beneficio operativo en el año fiscal 2008-2009, que comenzó el pasado 1 de abril, como consecuencia de la crisis económica de Estados Unidos -su principal mercado-, así como de la reciente apreciación del yen, según el diario 'Nikkei'. De esta forma, el resultado operativo de Toyota se situará en el presente ejercicio fiscal entre 1,7 y 1,8 billones de yenes (entre 10.500 y 11.150 millones de euros al cambio actual), lo que supondrá un descenso de entre el 22% y el 26% respecto a la previsión de 2,3 billones de yenes (14.250 millones de euros) correspondiente al ejercicio cerrado el pasado 31 de marzo.