La aseguradora británica Aviva obtuvo durante el primer semestre un beneficio operativo de 1.541 millones de libras (2.274 millones de euros), un 9,3% menos que en el mismo periodo del ejercicio precedente debido a las pérdidas ocasionadas por las inundaciones que sacudieron el Reino Unido. La compañía informó de que las condiciones climatológicas en Reino Unido, que provocaron graves inundaciones en los últimos meses, han lastrado los resultados de su negocio asegurador global, cuyos beneficios se redujeron un 35% tras un impacto negativo de 235 millones de libras (346 millones de euros).