Este resultado coincide con la mejor cifra esperada por los analistas consultados por AFX-News, que esperaban un un beneficio neto de entre 4.730-4.947 millones en los nueve primeros meses. Hasta septiembre, el margen operativo subió hasta los 8.824 millones (+29,8), debido a un crecimiento neto del 17,7% en créditos hasta los 496 millones de euros y del casi 9% en recursos gestionados de clientes hasta los 719 millones, mientras que los costes se elevaron un 7%. El margen operativo hasta septiembre superó las previsiones de los analistas, que esperaban un margen operativo de 8.400-8.748 millones. Respecto al margen de intermediación hasta septiembre, alcanzó los 9.136 millones frente a los 7.633 millones (+19,7%) y a previsiones de entre 9.053 y 9.171 millones. El 51% del beneficio fue aportado por Europa continental, Latinoamérica contribuyó con un 35% y Abbey con un 14%. En Europa continental los beneficios netos crecieron un 16% hasta los 2.609 millones.