El banco luso Millennium bcp anunció hoy que sus beneficios cayeron un 22,2% en el primer semestre del año, hasta 307,9 millones de euros, debido a los costes de la opa frustrada sobre el Banco Privado de Investimento (BPI). Sin tener en cuenta esta partida, la entidad, participada por el banco español Sabadell, obtuvo un beneficio líquido de 373,4 millones de euros, un 3,1% más que en el mismo periodo de 2006.