El Corte Inglés alcanzó en 2008 un beneficio neto de 382 millones de euros, que supone un 47% menos que en el mismo periodo del año anterior, por la caída del consumo debido a la crisis económica internacional. La cifra de negocio del grupo fue un 3,5% menos que en 2007, con un total de ventas de 17.362 millones de euros, y el beneficio bruto de explotación se situó en 1.094 millones de euros, con un descenso del 17,5% respecto al año anterior.