Endesa logra un beneficio neto de 6.002 millones de euros en el primer semestre, cifra que multiplica por cinco el resultado obtenido en el mismo periodo de 2007, debido a los ingresos extraordinarios obtenidos por la venta de activos en Europa y España al grupo alemán E.ON. Los ingresos de la compañía ascendieron a 10.793 millones de euros entre enero y junio, un 30% más que en el mismo periodo del año anterior. El resultado bruto de explotación (Ebitda) ascendió a 3.487 millones de euros, con un aumento del 8%, mientras que el resultado neto de explotación (Ebit) subió un 16%, hasta 2.680 millones de euros.
Si se excluyen las plusvalías obtenidas con esta operación, el resultado neto de la eléctrica se sitúa en 1.216 millones, el 17% más que entre enero y junio del año pasado, informa la compañía a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV). El beneficio bruto de explotación (EBITDA) creció el 8%, hasta alcanzar los 3.487 millones, mientras que la cifra de ventas ascendió a 10.793 millones, lo que supone un 30% más. La deuda neta al cierre del periodo era de 12.560 millones, aunque esta cifra desciende hasta los 8.283 millones si se descuentan los derechos de cobro reconocidos por las actividades reguladas (déficit tarifario y sobrecostes de la generación extrapeninsular), destaca la eléctrica. En España y Portugal, el resultado neto de la eléctrica creció un 52%, hasta situarse en 1.325 millones de euros. Los ingresos de Endesa en estas áreas geográficas sumaron 5.963 millones de euros, con un repunte del 25%.