El beneficio neto consolidado de Caixa Manresa ha bajado un 37% en el 2009, hasta los 16,5 millones, pero ha registrado una tasa de morosidad sobre el crédito del 2,39%, la segunda mejor de España, según los resultados que han presentado hoy los directivos de la entidad.