Arcelor-Mittal, el mayor productor siderúrgico mundial, ha obtenido un beneficio neto de 3.742 millones de euros en el primer semestre del año, gracias a la fortaleza de su negocio de productos de acero y a la subida de los precios. Esta cifra representa un incremento del 34,5% respecto al mismo periodo de 2006. Por su parte, el EBITDA se ha situado en 7.277 millones, un 31,6% más.
La cifra de negocio ha crecido el 10,4% hasta alcanzar los 38.898 millones y el resultado bruto de explotación (EBITDA) se ha situado en 7.277 millones, un 31,6% más. Además, el beneficio neto ha ascendido a 2.723 millones de euros. Arcelor-Mittal achaca el incremento del resultado a la fuerte demanda de sus productos, que se ha reflejado en un aumento de los volúmenes de expedición y de los precios de venta. El grupo siderúrgico prevé alcanzar un EBITDA en el tercer trimestre del año de entre 4.700 y 4.900 millones de dólares (entre 3.450 y 3.600 millones de euros) y espera un descenso de las expediciones debido a la desaceleración de la actividad por efectos estacionales. "Prevemos sólidos resultados para el final del ejercicio, impulsados por la robustez de nuestro excepcional modelo de negocio global y diversificado", ha afirmado el consejero delegado Lakshmi Mittal. El endeudamiento neto a 30 de junio ha crecido en 4.500 millones de dólares (unos 3.300 millones de euros), hasta alcanzar un total de 23.200 millones de dólares (17.000 millones de euros), por lo que el ratio de deuda sobre fondos propios ha pasado del 35 al 42%. Este incremento se debe principalmente a la adquisición de la mexicana Sicartsa, a la compra de acciones minoritarias de Arcelor Brasil y a la recompra de acciones propias y distribución de dividendos.