El Banco Central Europeo ha asegurado que la incertidumbre por la turbulenta situación de los mercados financieros sigue siendo 'inusualmente elevada' y que las tensiones pueden durar más tiempo del inicialmente previsto. 'Frente a este panorama, el consejo de gobierno recalca que el mantenimiento de la estabilidad de los precios a medio plazo es su objetivo prioritario en virtud de su mandato', indica el BCE en su informe mensual de abril.