El presidente de BBVA, Francisco González, ha señalado que la entidad prevé aumentar su eficiencia en nueve puntos, hasta situar este ratio por debajo del 35 por ciento en tres años. Lo hará gracias a la aplicación de su Plan Estratégico de Innovación y Transformación, que contempla inversiones de 5.600 millones en tecnología en el periodo.
González ha presentado en Madrid este nuevo plan, cuyo principal objetivo es "crear valor a nivel global" y consolidar la posición de la entidad como miembro de la liga de los 15 mejores bancos del mundo en eficiencia. El banco prevé aumentar en un 20 por ciento el número de clientes en sus principales mercados, España, México y Amércica del Sur, hasta 2010, superando los ocho millones, gracias a este plan, que le llevará "a ser el ganador del sector financiero y de servicios del siglo XXI". El presidente del BBVA también ha adelantado que su apuesta por la innovación, la tecnología y la transformación le llevará a multiplicar por dos la cartera de crédito en México y América del Sur, aumentando las oportunidades de los clientes, y a incrementar su productividad en un 15 por ciento. Asimismo, subraya que la entidad que preside "ha trabajdo duro" en este plan para convertir "los retos en oportunidades de cambio" y dar respuesta a las necesidades de los clientes.