El BBVA no llevará a cabo operaciones hostiles en Portugal, señaló hoy el administrador delegado de la entidad española en el país ibérico, Alberto Charro, durante la presentación de un estudio sobre la situación económica en Europa. Charro afirmó que "es el momento para crecer en Portugal", pero matizó que, en ningún caso, su entidad intentará comprar un banco local si no cuenta con el consenso del regulador -Banco de Portugal- y el Gobierno luso. El directivo destacó que el BBVA "está mejor que la competencia" a nivel global y que la entidad española está preparada para llevar a cabo los préstamos que sean precisos para ayudar a la economía lusa a salir adelante.