El precio del barril de petróleo estadounidense subió más de un dólar el jueves y superó la barrera de los 69 dólares, tras datos del día anterior que mostraron una caída en el nivel de los inventarios de gasolina en Estados Unidos.