El mayor banco privado portugués, el Millennium BCP, no emprenderá actividades directas en España y su socio español, Banco Sabadell, tampoco las desarrollará en Portugal, según declaró hoy el presidente de la institución lusa. Carlos Santos Ferreira, en una entrevista divulgada por la agencia estatal Lusa, señaló que las dos entidades han decidido que no van a entrar en el mercado vecino sino "estrechar su colaboración". El banco español es el cuarto mayor accionista del Millennium BCP con un 4,43%, y ya anunció que no tiene intención de aumentar este capital, mientras el banco luso posee el 3% de las acciones del Sabadell y, según su presidente, tampoco prevé ampliarlas.