El Banco de Japón ha suministrado hoy dólares al mercado por primera vez en más de un año, un signo de las tensiones del mercado global y que podría llevar al yen a máximos frente al dólar de nuevo, según el miembro del consejo Sayuri Shirai.

El financiamiento en dólares se ha convertido en algo cada vez más difícil en los mercados monetarios a nivel mundial por la incertidumbre sobre la exposición bancaria a la crisis de deuda de la zona euro, la cual, aumenta los temores de una nueva crisis de crédito.

Japón había sido inmune a estos problemas y el Banco de Japón había suministrado cantidades ilimitadas de dólares hasta julio del año pasado.

Pero hoy, el banco central ha suministrado 2 millones de dólares a la semana en una sola operación y 100 millones durante tres meses en una segunda operación.

"Este es probablemente un banco extranjero tratando de obtener fondos para el final del año", dijo Tomohiko Katsu, director general adjunto de la división de activos y pasivos de Shinsei Bank. Los banqueros especulan con que este movimiento pudo llevarse a cabo por un banco extranjero con operaciones en el país.

"Los problemas de deuda de Europa se encuentran detrás del aumento de las tasas del mercado monetario. Algunos bancos tendrán que depender de la financiación de los bancos centrales."

El lunes el BoJ compró dólares para frenar la apreciación del yen e indirectamente también contribuyó a debilitar al euro frente al billete verde. La intervención del BoJ depreció el yen un 5 % frente al dólar.

Sara Carbonell, responsable de fidelización y desarrollo de clientes de CMC Markets, comenta que "hace un mes el BoJ puso un stop en 76 yenes para no dejar bajar el par, pero el nivel se traspasó. Japón es una economía exportadora, por lo que no necesita un yen apreciado. La experta no descarta que "Japón invierta en Europa para lograr una apreciación del euro que escalaría posiciones frente al dólar y, así, el yen bajaría".