El Banco de Japón (BOJ) decidió hoy mantener los tipos de interés en el 0,1%,y advirtió de que la deflación supone un "desafío crítico" para la economía y es necesario regresar a la senda del crecimiento con estabilidad de precios.