El comité monetario del Banco de Japón (BoJ) decidió hoy por unanimidad mantener los tipos de interés en el mínimo histórico del 0,1% y anunció que elevará a 20 billones de yenes (160.240 millones de euros), el doble de la cifra prevista hasta ahora, el importe del programa de suministro de liquidez al sistema para promover la concesión de créditos y luchar contra la deflación.
El instituto emisor japonés afirmó en un comunicado que su escenario macroeconómico base prevé un ritmo moderado de mejora de la economía hasta mediados de 2010, a partir de cuando se espera que la mejora de las exportaciones contribuya a estimular el sector inmobiliario y así acelerar la tasa de crecimiento.

En lo que respecta a los precios, el BoJ reconoce que "superar la deflación representa un desafío crucial para Japón" por lo que aseguró el banco central nipón continuará aportando su ayuda y tratará de mantener su política monetaria "extremadamente acomodaticia".