El Comité de Política Monetaria del Banco de Inglaterra (BoE) ha decidido mantener los tipos de interés en el 0,5%, el nivel más bajo de la historia de la institución. También mantendrá invariable el importe de su programa de recompra de activos, fijado en 200.000 millones de libras (229.000 millones de euros) mediante la emisión de reservas.
El último cambio en los tipos de interés adoptado por el BoE tuvo lugar el 5 de marzo de 2009, fecha en la que la institución también estableció un programa de compra de activos mediante la emisión de reservas, que fue ampliado en 25.000 millones de libras, hasta su importe actual, el 5 de noviembre de 2009.

La economía de Reino Unido registró en el segundo trimestre de 2010 una expansión del 1,1% respecto al trimestre anterior, cuando el producto interior bruto (PIB) británico creció tres décimas, y registró así el mayor incremento desde el primer trimestre 2006.