El Banco de Francia (BdF) ha revisado ligeramente al alza sus previsiones para el segundo trimestre y augura una caída del PIB francés del 0,4% frente al 0,5% de su anterior estimación, según la última encuesta mensual de coyuntura publicada hoy. Mientras, la actividad industrial vuelve a estar orientada a la baja en junio y disminuye en todos los sectores salvo en el del automóvil. La tasa de utilización de las capacidades de producción ha variado poco respecto al mes de mayo y sigue estando en un nivel muy bajo.