El Banco de España consideró hoy que las dificultades a las que se enfrenta el sector bancario español hacen pensar que el Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB) "acelerará su actividad en los próximos meses". De hecho, estima que "el uso más intensivo del FROB en los próximos meses será imprescindible para lograr compatibilizar la inevitable reestructuración del sistema financiero y la financiación de la economía productiva una vez superada la recesión".