El Banco de España prevé que la inversión en construcción prosiga su "desaceleración gradual" en la última parte del año y que el crecimiento del empleo continúe registrando avances "más moderados". Así lo señala en su último boletín económico, correspondiente al mes de noviembre, en el que constata que la economía española moderó su ritmo de crecimiento en el tercer trimestre, hasta el 3,8% interanual, debido al comportamiento "más contenido" que mostró la demanda nacional. La institución gobernada por Miguel Ángel Fernández Ordóñez subraya que los indicadores adelantados apuntan, en general, a una "prolongación de la desaceleración de la inversión en construcción en los meses venideros".