El director general de estudios económicos del Banco de España, José Luis Malo de Molina, señaló hoy que la crisis de la economía griega hace más urgente si cabe la adopción de reformas estructurales por parte del Gobierno para evitar el efecto contagio y el castigo por parte de los mercados financieros. "Los mercados están mostrando con su tendencia a la sobrerreacción una llamada a la necesidad de que se adopten las medidas de política económicas necesarias para abordar las reformas estructurales", afirmó Malo de Molina durante su intervención en la Facultad de Económicas y Empresariales de la Universidad Complutense.