El Banco Central de Brasil rebajó el martes hasta el 0,2%, seis décimas menos que en septiembre, el crecimiento del Producto Interior Bruto del país emergente previsto en 2009, aunque sitúa en el 5,8% el crecimiento esperado en 2010, de acuerdo con su informe trimestral de previsiones.