La ampliación de capital de Societe Generale de 4.800 millones de dólares debería tener un impacto neutral en el BPA en 2010 ya que elimina el coste de acciones preferentes y deuda híbrida del Estado, comenta Cheuvreux. Añade que el efectivo también le dará flexibilidad para realizar adquisiciones. "SocGen confirmó estar interesado en adquisiciones con el objetivo de consolidar el modelo de negocio. La dirección ya ha confirmado que estudia operaciones de banca minorista en Polonia y de banca privada (en Europa y Asia, principalmente)", apunta Cheuvreux. Suspende su recomendación de inferior a mercado y el precio objetivo de EUR52,20. La acción se deja un 1,2% a 51,60 euros.