Los contratos para la compra de casas usadas cayó inesperadamente en abril a un mínimo de cuatro meses, lo que socava el reciente optimismo de que el sector de la vivienda estaba tocando fondo en EEUU.

La Asociación Nacional de Agentes Inmobiliarios dijo el miércoles que su índice de ventas pendientes de casas, basado en los contratos firmados en abril, cayó un 5,5%, a 95,5, su nivel más bajo desde diciembre.

Los economistas encuestados por Reuters habían previsto un aumento del 0,1%  tras un alza de 4,1% informado anteriormente.

El mercado de la vivienda ha sido uno de los eslabones más débiles de la economía de EE.UU., pero muchos economistas creen que el sector contribuirá al crecimiento económico en 2012 por primera vez desde 2005.

El informe sobre los contratos pendientes en abril podría moderar un poco ese optimismo.

Millones de estadounidenses deben más por sus casas de lo que valen, lo que está retrasando la recuperación económica.

Después de una burbuja inmobiliaria alimentada por la deuda, los precios han caído alrededor de un tercio desde el año 2006, pero el mercado de la vivienda continúa siendo cargado con un exceso de oferta de propiedades sin vender.

Ha habido algunos indicios de que la caída de los precios podría estar tocando fondo. El martes, el índice S & P / Case Shiller mostró que los precios de las viviendas aumentaron por segundo mes consecutivo en marzo.

Sin embargo, el informe del miércoles mostró que los contratos cayeron un 12% en el oeste de los Estados Unidos y el 6,8% en el Sur. Los contratos caían en el Medio Oeste y aumentaron ligeramente en el noreste.

La Asociación Nacional de Agentes Inmobiliarios restó importancia a las caídas. "para todos los indicadores principales del mercado de vivienda se espera una mejora gradual", dijo Lawrence Yun, economista jefe de NAR.
Los contratos firmados crecieron un 14,4% en los 12 meses anteriores a abril.