Los pedidos de fábrica  en EEUU subieron un  1,8% en febrero