Las cifras de paro semanal en EEUU dieron otro pequeño paso para poder situarse por debajo de las 400.000 peticiones de subsidios de desempleo. Bajaron desde las 409.000 hasta las 403.000 solicitudes, en línea con lo esperado.

El mercado laboral estadounidense ofrece nuevos síntomas de estabilización, con tímidas mejoras. Los analistas consultados por Reuters esperaban un descenso hasta las 400.000 peticiones de subsidios semanales de desempleo.

El dato final ha limitado la bajada desde las 409.000 solicitudes previas hasta las 403.000.

Con este dato, la media de las cuatro últimas semanas desciende desde las 409.250 peticiones hasta las 403.000.