Economistas de Estados Unidos redujeron sus proyecciones para la economía pese a las recientes señales de estabilización, a medida que la anticipada recuperación del segundo semestre se ve cada vez más débil.  La Asociación Nacional de Economía Empresarial, o NABE, ahora proyecta una contracción del 1,8% para el segundo trimestre, lo que acumularía una contracción del producto interno bruto desde que se inició la recesión en diciembre de 2007 del 3,7%, la mayor caída desde fines de los años 50.  La proyección de NABE para todo el año fue rebajada a una contracción del 1,2% respecto de una caída del 0,9% en el sondeo de febrero, mientras que el crecimiento para 2010 ahora se estima sea del 2,7% en vez del 3,1%.