Ebro Puleva ha rechazado la oferta presentada por Corporación Alimentaria Peñasanta (Capsa) para adquirir su división láctea, al considerarla "insuficiente" económicamente, según informaron a Europa Press en fuentes próximas a la empresa asturiana. Capsa ha recibido una comunicación del grupo alimentario en la que se indica que su oferta preliminar ha sido descartada por criterios económicos. Aunque las citadas fuentes no detallan el importe planteado, podría situarse por debajo los 500 millones de euros en que, según fuentes del mercado, estaría valorado este negocio.