La aerolínea de bajo coste easyJet  publicó el jueves unos sólidos resultados del primer trimestre fiscal y dijo que está en el buen camino para mejorar sus resultados este año, pese a los costes que tuvo al cancelar decenas de vuelos por el mal tiempo. La compañía explicó que el temporal de nieve y frío sufrido en diciembre y principios de enero provocó interrupciones sin precedentes en sus operaciones. El grupo sólo operó un 90% de sus vuelos previstos. Los problemas de diciembre costaron 8 millones de libras a la aerolínea en el primer trimestre fiscal, y la compañía anticipa una cantidad similar para el segundo trimestre por los problemas sufridos en las primeras semanas de enero.