Las empresas españolas Dragados, Iridium (ACS) y Sacyr Vallehermoso participan, junto a otras firmas, en los dos consorcios seleccionados para la construcción del tren de alta velocidad que unirá en 2013 la capital portuguesa con Madrid. Según informó el ministerio luso de Transportes y Obras Públicas los dos consorcios empresariales aspirantes a levantar la infraestructura ferroviaria han entregado ya las "propuestas finales" de la obra, cuya ejecución se decidirá en julio.