El dólar estadounidense no mostraba una dirección definida el viernes en la mañana debido a que los bajos niveles de negociaciones por la celebración del Día de la Independencia en Estados Unidos redujeron la fortaleza previa de la moneda estadounidense.  El dólar registra escasa variación frente al euro y al yen, ha subido modestamente respecto de la libra esterlina y ha caído respecto de las divisas relacionadas con los bienes básicos.  "Dado el feriado de hoy, simplemente hay una carencia general de interés", sostuvo George Davis, analista jefe de tasa de cambio de RBC Capital Markets en Toronto.  El dólar se había apreciado ampliamente el jueves tras las cifras de empleo de Estados Unidos peores a lo esperado para junio, lo que revivió los temores sobre el panorama económico y generó una renovada aversión al riesgo, lo que tiende a beneficiar al dólar frente a la mayoría de las demás divisas.  Durante la noche, el euro cayó bajo el nivel de 1,4000 dólares.