El dólar australiano desde mediados de 2012 forma un soporte en 101,4.
 
La fuerte compresión en las medias semanales adelantan un movimiento en tendencia próximo, por lo que estaríamos atentos a la referencia comentada, ya que su pérdida abriría, técnicamente hablando, un camino a la baja exento de soportes relevantes hasta los mínimos del año pasado en cotas de 95.

Recomendación: VENDER DEBAJO 101,4.