El consejo de administración de Dogi ha acordado solicitar el concurso de acreedores, informó el grupo textil catalán en la noche del martes. La medida se adoptó, según una nota de la compañía especializada en tejidos elásticos, por "la situación financiera de la compañía y a la vista de la imposibilidad de obtener la financiación necesaria para enervar la situación de insolvencia actual".