Disney obtuvo en el primer trimestre de su ejercicio fiscal un beneficio neto de 1.302 millones de dólares.
Esta cifra supone una mejora del 54%. 

El negocio de Disney alcanzó los 10.716 millones de dólares, un 10% más, impulsada por el incremento del 11% de las ventas de la unidad de televisión, así como del 8% en los ingresos por parques temáticos y del 24% en las ventas de productos de consumo.