Las acciones de GM caían un 13% antes de la apertura oficial del mercado a 1,25 dólares después de que un informe indicara que varios ejecutivos se deshicieron de las participaciones restantes que tenían en la compañía. Tom Petruno del blog Money & Co del LA Times señala que una reestructuración fuera de tribunales dejaría a los accionistas con solo el 1% del capital accionario de GM, mientras que el Gobierno, el sindicato UAW y los tenedores de bonos tendrían el resto. "Aún cuando la compañía pueda ganar en algún momento US$10.00 millones al año, eso se traduce en US$100 millones para los actuales 600 millones de acciones en circulación, alrededor de 17 centavos por acción", dice. "Los especuladores que están pensando en comprar deberían hacer el ejercicio matemático. Simplemente, no funciona, como las personas al interior de GM parecen indicar con sus ventas de los últimos días".