Deutsche Telekom AG y France Telecom, que planean unir sus operaciones de telefonía móvil en Reino Unido, anunciaron el martes que la sociedad conjunta que tienen previsto poner en marcha no afectará ni a su dividendo ni a su política de deuda.