La compañía germana de servicios postales,  Deutsche Post DHL, vio cómo se desplomaban sus pérdidas a cierre de marzo, algo normal teniendo en cuenta que durante los mismos meses de 2010 se encontraba inmersa en una operación corporativa que disparó su valor.

Deutsche Post DHL registró, de este modo, un beneficio neto de 325 millones de euros, un 81,4%, menos que el primer trimestre del año anterior. La compañía de servicios postales atribuye esta brusca caída en sus cuentas a que los mismos meses de 2010 el beneficio neto fue extraordinariamente elevado por los ingresos de opciones de la venta de su filial bancaria Postbank. 

No obstante, la facturación de Deutsche Post DHL subió entre enero y marzo un 6,9%, hasta 12.842 millones de euros, frente al volumen de los mismos meses del pasado año, por el crecimiento de su división de mensajería rápida DHL dada la recuperación económica mundial y el aumento de los volúmenes de transporte, especialmente en países asiáticos.

A su vez, la ganancia operativa aumentó en el mismo periodo un 22,9%, hasta 629 millones de euros.