El gestor de la bolsa más importante de Europa, Deutsche Boerse, encargada de la plaza bursátil en Alemania ha mostrado su rechazo a una posible tasa en transacciones financieras.
La sociedad gestora de la bolsa de Franckfurt ha mostrado su rechazo a las medidas que tratan de imponer desde el eje Merkel-Sarkozy. Deutsche Börse ha dicho que puede entender la motivación política básica de hacer participar al sector financiero en los costes de la crisis pesar de lo cual considera que un impuesto sobre las transacciones financieras no es la medida adecuada para mejorar la integridad y seguridad de los mercados financieros.