Deutsche Bank ha registrado un beneficio de 2.100 millones de euros, con lo que ha superado con creces las previsiones de los analistas que esperaban ganancias de 811 millones.