Deutsche Bank realizará una ampliación de capital de 2.000 millones de euros. Hace tan sólo unos días, el primer banco alemán en activos compró una participación de casi el 30% del Postbank para fortalecer su división de banca minorista, en una operación que supone un nuevo gran paso en el cierre de la consolidación de la banca privada de Alemania.