Deutsche Bank obtuvo un beneficio neto en España de 29,8 millones de euros durante el primer semestre, el 48,6% menos que en el mismo periodo del año anterior, debido al aumento de las dotaciones por deterioro de activos, informó hoy la entidad a la Comisión Nacional del Mercado de Valores. El banco explica que, en un ambiente de incertidumbre, ha tenido que incrementar un 110% sus dotaciones, y prevé además que esta tendencia continuará en los próximos meses, puesto que la situación económica española seguirá obligando a las entidades a llevar a cabo mayores provisiones para insolvencias. Por lo que respecta al negocio, las inversiones crediticias de Deutsche Bank en España cayeron un 0,2% hasta junio y se situaron en 15.909 millones de euros.