Comienza el nuevo año y toca revisar la cartera de inversión en función del panorama que nos ha dejado 2011. Por delante, 12 meses en los que se intentarán cerrar los grandes frentes que ha dejado el ejercicio pasado y que reconfirman el mapa económico mundial en el clásico ‘mundo a 3 velocidades: Europa, EE.UU. y Emergentes’. En este escenario, la renta fija española, la bolsa americana y los mercados emergentes se configuran como las recomendaciones de inversión elegidas por los expertos.

Cerramos un 2011 cargado de volatilidad y especulación, en el que la renta variable no ha dado los frutos que se esperaban y donde la renta fija se ha convertido en un activo de riesgo. Para el nuevo año las esperanzas se depositan especialmente: en Europa, en la renta fija española; en EE.UU., en su bolsa; y en los emergentes, tanto en renta fija como variable.

Europa: otro año marcha atrás
Un año más Europa promete ser el eje sobre el que viren los mercados, por lo que habrá que poner especial atención en el problema de deuda periférica europea. Las autoridades comunitarias se han afanado en retrasar una solución contundente que frene la sangría deficitaria de los países costeros de Europa y, con Portugal, Grecia, Irlanda, Italia y España en el candelero y con Francia y Bélgica a punto de acompañarles, por fin vemos medidas prometedoras. Desde Banca March creen que la clave para que Europa salga del hoyo pasa por la monetización de la deuda (sin peligro de que lleve a una situación inflacionista), la creación de eurobonos, el apoyo y saneamiento del sector financiero y el fomento del crecimiento económico”. A esto hay que unirle que el mercado descuenta una que el BCE siga bajando tipos en 2012 hasta dejarlos en el 0,5%.

Si depositamos la confianza en nuestros políticos y en que encuentren una solución para el problema de la deuda pública “la renta variable europea puede experimentar una gran revalorización”, afirma José Luis Jiménez, director de March Gestión. Además, Kai Torrella, consejero delegado de Gesinter, cree que “el diferencial entre la bolsa americana y la europea conseguido en estos dos años se reducirá y será la bolsa europea la que tendrá una mejor evolución, dando lugar a rentabilidades en torno al 15-20% en determinados momentos del año”. Aún así, hay que ser muy selectivos a la hora de elegir los valores de renta variable por los que apostar. El groso de los expertos consultados coincide en que las empresas ganadoras en bolsa serán aquellas “con balance saneado, diversificación geográfica y bajo endeudamiento”.

Sin embargo, no podemos dar por zanjado el problema de la deuda y, ante el manto de incertidumbre que cubre el Viejo Continente, el FMI ha recortado sus perspectivas de crecimiento para el área euro este 2012, del 1,6% de 2011 al 1,1%. A esto hay que unirle que la confianza del consumidor y el gasto público descenderán por las medidas de austeridad. Por ello, en Selfbank se muestran “negativos con la renta variable europea, especialmente la española”.

Por otro lado, en la batalla de la renta fija soberana los mercados fuertes no son los ganadores. Desde Inversis Banco consideran que “hay que estar fuera de la renta fija gubernamental alemana y americana”. En cambio, el activo ganador aquí es la deuda española que pagará cara la incertidumbre aunque, pese a las dudas que plantee nuestra economía, la quiebra parece descartada. Según José Luis Jiménez “es una muy buena decisión de inversión, especialmente mientras exista la tensión que hay en el mercado y podamos obtener rentabilidades a 5 y 3 años del 5%”. Sin embargo, “el caso de la deuda española no es igual que el de la italiana, la griega o la irlandesa”.

Ya que hacemos un alto en el camino a la altura de España, ¿qué pasará con nuestro mercado? Además de las buenas oportunidades que nos ofrece la renta fija a más corto plazo, para el Ibex 35 la clave está “en el escaso crecimiento de beneficios de los grandes valores (bancos y Telefónica), siendo Inditex y Repsol las que permiten que el beneficio estimado para el agregado del Ibex sea del 6%. Por este motivo, el índice podría volver a quedarse atrás frente a otros mercados de renta variable”, indican desde Inversis Banco. El consenso de analistas consultados por Estrategias de inversión maneja una horquilla media de cotización del Ibex 35 entre los 7.279 y los 10.116 puntos, aunque las valoraciones van desde los 5.300 de mínima a los 11.300 de máxima.

EE.UU.: saliendo del hoyo
El gigante económico mundial vuelve a despuntar y los expertos parecen confiar en que crecerá, eso sí, a marchas forzadas. El crecimiento podría situarse en torno a un 1,8% del PIB, según el FMI. “Apoyando la cifra veríamos al consumo, muy resistente hasta la fecha pese a la alta cifra de desempleo, y donde el desapalancamiento parece haber llegado a su fin hace meses”, dicen desde Inversis. Sobre el empleo, desde esta casa “se sigue confiando en tímidas mejoras, compatibles con el escaso crecimiento, pero que significan un avance. En 2012 la inversión podría frenar su importante aportación. Por último, veríamos un primer impacto de los recortes presupuestarios aprobados (en torno a un 0,3% del PIB)”. Además, la Fed confirmó que los tipos de interés se mantendrían en mínimos (0,25%) hasta 2013, por lo que sólo quedan dudas sobre si se pondrá en marcha o no un posible QE3. Según José Luis Cava, analista técnico independiente, “a pesar de los datos debemos seguir esperando el plan de relajación cuantitativa por la altas cifras de desempleo. Eso sí, el banco dispone de más tiempo para adoptar la decisión pero tiene que tomarla en el primer trimestre de 2012”. El QE3 se convierte en la bala en la recámara de la Fed y, en caso de dispararla, remitiéndonos a la historia, bajaría la rentabilidad de los bonos del Tío Sam, pero subirían las bolsas.
Por ello, Luisa Martínez, analista de Miramar Capital EAFI, comenta que “se podría llegar a niveles de 14.000 puntos en el caso del Dow Jones y sobrepasar los 1.400 puntos en el S&P 500”. En renta variable, los dos sectores por los que se decantan en esta EAFI son “el sector de materiales básicos y energético, ya que fueron duramente castigados durante el verano pero sus empresas han presentado buenos resultados. Además, estas compañías se beneficiarán del encarecimiento del crudo; y el de consumo – sector lujo y consumo no cíclico”. Además, Renta 4 añade el sector “farma”, mientras que sugiere “cautela en el sector bancario y las aseguradoras por su elevada volatilidad”.

Emergentes: el motor del mundo
Los emergentes serán, una vez, más el motor del crecimiento mundial, acelerando su evolución por encima de la media mundial, incluso alcanzando el 50% del PIB internacional. El FMI prevé crecimientos del 6% para el 2012 y espera una relajación de las tensiones inflacionistas. En este sentido, “hay que poner la vista en China que, con crecimientos por encima del 8,5%, aunque tenga problemas en el sector inmobiliario, es una economía muy dirigida y puede reaccionar bien a las medidas”, dicen en Banca March. En América Latina Brasil sigue siendo la niña bonita gracias a “la demanda doméstica robusta, la reducida dependencia de las exportaciones, las finanzas públicas desahogadas y la situación fiscal equilibrada”, señalan en Renta 4. Y, tras un discreto 2011, se espera un nuevo año de resurgimiento de la renta variable, “gracias a que se ha abaratado respecto a la de los mercados desarrollados”, dicen en Inversis. Además, “se abre una pequeña puerta para la renta fija de aquellas zonas que están bajando tipos de interés. Pero estas emisiones tendrían que ser en moneda fuerte, en euros y, sobre todo dólares, más que en moneda local”, dice José María Luna, Director de análisis de de Profim EAFI.

Si desea leer el artículo c ompleto y consultar las estrategias de inversión recomendadas, suscríbase a nuestra revista AQUÍ.

PREVISIONES RENTA VARIABLE 2012:

ÍNDICEHORQUILLA 2012REVALORIZACIÓN
Ibex 357.279 a 10.116 puntosHasta un 21%
Dax4.933 a 6.900Hasta un 19%
S&P 5001.062 a 1.400 puntosHasta un 12%
Fuente: consenso de analistas consultados