La promotora inmobiliaria de vivienda protegida Detinsa ha llegado a un acuerdo con sus acreedores para la reestructuración de la deuda de la compañía, que asciende a cerca de 650 millones de euros. El acuerdo supone la renovación de los instrumentos financieros y aplaza el importe del préstamo hasta 2011-2012, ha informado hoy la promotora en un comunicado.