Con los resultados del primer semestre por montera, hoy BBVA es el foco de todas las miradas. El gigante bancario español rinde cuentas este martes y lo hace después de que el resto del sector lo haya hecho. Además, de sus cuentas, hay que tener en cuenta otras variables que están afectando a la entidad más allá dentro y fuera de la renta variable, como su abultada cartera de deuda soberana, que está encareciendo sus CDS sobremanera y pone en riesgo su rating, o su aspecto técnico, irremediablemente bajista.


Resultados…
Para ir abriendo boca a la sesión de hoy, antes de la apertura ya contaremos con los números de BBVA del primer semestre. El consenso de expertos recogido por FactSet espera que la entidad financiera haya objetivo un resultado neto de hasta junio de 1.727 millones, un 21% menos que un año antes. El beneficio por acción correspondiente sería de 0,39 céntimos. No obstante, la clave de las cuentas estará en la cobertura de la cartera de riesgo. Su ‘gemelo’ Banco Santander en el segundo semestre ya ha cubierto el 70% de las provisiones exigidas por el Gobierno, lo que redujo su beneficio un 51%.
Entre tanto, el ratio de solvencia Tier 1 que se prevé para BBVA lo situaría en una mejor posición que la entidad cántabra, en el 10,9%, superando el 9% exigido por la Autoridad Bancaria Europea (EBA) y batiendo el de Santander, con un Tier 1 del 10,1%.
Como viene siendo tradicional, el cumplimiento o no de las previsiones de beneficio marcarán casi con toda seguridad el devenir del valor en la sesión.

La acción…
En lo que va de año la acción de BBVA ha tenido un comportamiento parejo al Ibex 35. Desde el 1 de enero ha perdido un 21% de valor. Técnicamente, “a muy corto plazo el valor se encuentra en una fase de segundo impulso alcista con objetivo en torno a los 5.37 euros, cuya consecución implicaría adicionalmente el cierre del hueco dejado en la sesión del 6 de julio. En esa zona existe una alta probabilidad de que los precios dejen de subir y entren ventas al mercado que pudieran provocar nuevos recortes en el valor”, indica Alejandro Martín, subdirector en España de Hanseatic Brokerhouse. Este experto, además, observa que “a medio plazo la gran tendencia bajista también sigue intacta”. De perder los 5,1 3 euros podríamos volverlo a ver en 5 y, más abajo ya visitaría los 4,75 euros.

Manuel Domínguez-Blanco, analista de Interdín, comenta que a día de hoy, tampoco ve síntomas de recuperación consistente a pesar de los fuertes repuntes de la semana pasada. “BBVA presenta un fuerte riesgo sistémico basado, tanto en el riesgo país, como en la fuerte tendencia bajista que ahora mismo presenta el Ibex 35. Me gusta sólo con un horizonte temporal mínimo de 5 años”.

GRÁFICO 5 MINUTOS BBVA:


El consenso de seguidores del valor en su mayoría se decanta por aconsejar ‘mantener’ la acción, mientras que el precio objetivo medio, según datos de FactSet, se encuentra en los 6,43 euros, lo que le otorga un potencial de revalorización del 23,28% a 12 meses vista.

CONSENSO RECOMENDACIONES DE BROKERS:


Fuente: BBVA

El dividendo…
Tras el batacazo de la semana pasada con el anuncio de suspensión de dividendo para este año de Telefónica, los inversores, especialmente los de los bancos, se temen lo peor. De momento, ninguna entidad financiera española se ha pronunciado a favor de recortar o eliminar su retribución al accionistas, sin embargo, son numerosas las recomendaciones que les llueven a los bancos españoles para que recorten el dividendo con el objeto de reforzar su capital o, como sugiere el ministro de Economía, Luis de Guindos, para reactivar el crédito a las familias. No obstante, desde el propio sector no han tardado en surgir las voces reacias a esta propuesta. De hecho, desde las principales entidades financieras como BBVA están evitando reducir su dividendo mediante la fórmula del scrip dividend con ampliaciones de capital liberadas que evitando así una entrega en efectivo y el consecuente consumo de capital. Sin embargo, “para el propio accionista esta mecánica produce dilución del valor, por lo que, la recomendación es que, si se prevé necesidad de liquidez, es mejor no esperar y cobrar en metálico”, aconseja Javier Toro, director de corporate del banco de inversión ONEtoONE Capital Partners. Además, esta dilución de capital viene a ser crítica teniendo en cuenta que los expertos esperan nuevas bajadas de cotización para el valor. Eso sí, si se opta por cobrar en metálico hay que tener en cuenta que esta modalidad tiene una retención fiscal que, a finales del año pasado aumentó . Otra opción sería vender los derechos de suscripción en la ampliación de capital liberada, lo que, según Susana Felpeto, analista de Atlas Capital, “es recomendable, ya que se obtiene liquidez y no tiene retenciones”.
Aunque los bancos españoles se aferren a no mover su política de retribución, “tan cierto como que 2+2=4 es que si ahora están teniendo menos beneficios que en años anteriores por bajada del negocio en España y por fuertes provisiones, será complicado que sigan manteniendo el anterior dividendo”, dice Soledad Pellón, estratega de mercados de IG Markets. Para Carlos Gez.-Mesones, gestor de banca privada de Pictet WM en España, “los grandes bancos, como Santander y BBVA, están bien diversificados y pueden mantener la retribución. Sin embargo entre pequeños y medianos hay necesidad de concentración. En algunos casos han recibido ayuda estatal y es posible que deban limitar el dividendo o, incluso cancelarlo”. Desde BNP Paribas avisan de que la probabilidad de que BBVA suspenda dividendo es del 76%. De momento, las previsiones para el pago de dividendo de BBVA pasan por el abono de 0,40 euros a cargo de los resultados de este año, por debajo de los 0,42 y 0,41 euros correspondientes a los dos anteriores ejercicios. Aún así, su rentabilidad por dividendo está dentro del top ten del Ibex 35, con un 8,56%.

Deuda…
BBVA es, después de Santander, la entidad financiera española que más deuda soberana nacional tiene en cartera, 56.473 millones. Este jueves el BCE decidirá que tipo de ayuda o internvención brinda a España pero, en caso de rescate de nuestra economía Miguel Ángel Bernal, profesor adjunto de BME, avisa de que “además de la penalización bursátil, BBVA y Santander probablemente tengan que eliminar los dividendos o capitalizarlos con acciones”.

Además, este lastre en su cartera de renta fija ha encarecido los seguros contra el impago de su deuda, los CDS, que la semana pasada subieron hasta un 5% de la mano de la prima de riesgo. Por ende, también ha afectado a su rating, el cual Moody’s sitúa en Baa3, a un único paso del bono basura Esto podría afectar a sus emisiones de deuda de este año pues, BBVA contempla emitir hasta 25.000 millones de euros en valores de renta fija dirigidos a inversores minoristas o institucionales en los próximos 12 meses. Quien quera invertir en dichas emisiones de deuda de la financiera deberán tener en cuenta que los importes nominales unitarios de la emisión no serán inferiores a los 1.000 euros para los inversores minoristas, mientras que para aquellos inversores cualificados, la inversión mínima se ha establecido en 100.000 euros. Según declara BBVA en el comunicado a la CNMV, “los importes netos de cada emisión se destinarán a proporcionar financiación a la entidad para el desarrollo de su actividad crediticia”.

CALIFICACIÓN CREDITICIA BBVA: