El grupo estadounidense Dell, segundo fabricante mundial de ordenadores, ha anunciado que va a suprimir un 10 por ciento de sus puestos de trabajo en los próximos 12 meses. El anuncio llega después de publicar un nuevo balance trimestral que muestra reducción de sus ganancias. Dell ha registrado un beneficio neto en el primer trimestre de 759 millones de dólares, frente a los 762 millones de dólares un año antes. Y eso a pesar de que los ingresos han subido un 2,6 por ciento, hasta los 14.600 millones de dólares.