El fabricante de ordenadores estadounidense Dell obtuvo un beneficio neto de 733 millones de dólares (536 millones de euros) en el segundo trimestre de su ejercicio fiscal, aproximadamente un 46% más que en el mismo periodo del año anterior, aunque las cuentas de los trimestres anteriores son aún provisionales debido a los errores contables detectados en una auditoría interna, informó la compañía. La compañía texana anunció a mediados de agosto que deberá reformular las cuentas correspondientes a los ejercicios fiscales 2003, 2004, 2005 y 2006, así como las del primer trimestre de su ejercicio 2007, después de que una investigación desarrollada por el Comité de Auditoría de la compañía detectara errores e irregularidades contables encaminadas a alcanzar los objetivos trimestrales de la empresa.